Utilizamos nuestras propias cookies y las de terceros. Si continua la navegación consideraremos que acepta el uso de cookies. Más información

Otra manera de vivir

Según datos de la ONU, anualmente, se producen alrededor de 400 millones de toneladas de plástico. La generación de estos residuos daña gravemente nuestro medioambiente, especialmente nuestros lagos, ríos, playas y el océano. 

Para fabricar plástico no es necesario más de un minuto, mientras que su degradación puede demorarse alrededor de 400 años. ¿Qué planeta le estamos dejando a las próximas generaciones? 

En DCU nos unimos a todas las campañas de apoyo en busca de reducir el consumo de plástico de un solo uso y potenciar las buenas prácticas de reciclaje y consumo responsable.

Queremos compartir con vosotros otra manera de vivir, vale la pena poner todos nuestros esfuerzos para lograr hacer de nuestro planeta un lugar mejor.

Más durabilidad, la mejor manera de cuidar el planeta

Entendemos el usar y tirar como un enemigo para nuestro planeta. Compartimos filosofía con los amantes de la longevidad de los productos y vemos que, a menudo, comprar muy barato puede salir el doble de caro. 

Nuestros productos están probados para durar años y años, cuídalos, no los olvides, si hoy no los necesitas, guárdalos para próximas ocasiones y sinó, regálalos a alguien que le pueda darles uso.

Materiales conscientes

DCU lleva años apostando por materiales más conscientes, más comprometidos con el medioambiente, como el TPE.

Desde esta última década, han surgido una serie de materiales que son tan buenos o mejores que el PVC. Un ejemplo es el TPE, material que usamos en muchos de nuestros cables para cubrir los hilos conductores, y que ofrecen una alternativa más ecológica.

El TPE, es un compuesto a base de caucho natural o sintético que se utiliza desde hace años para fabricar neumáticos y zapatillas de competición. Es más ecológico y más elástico que el material de PVC.

Nuestro compromiso es acercarnos a una producción consciente y amigable con el medio ambiente; aunque en cuestión de productos tecnológicos, los productos 100% ecológicos son una utopía. Trabajamos para un mejor futuro y para sumar alternativas cuidadosas con nuestro planeta y el de nuestros hijos.

Pequeñas cosas que son grandes

Queremos compartir contigo algunas de las buenas prácticas con las que el equipo DCU está comprometido y que podrás hacer tangible cuando nos pruebes

Reducción del % de plástico usado en nuestros nuevos packagings Trabajar con materiales de rápida degradación. Si bien algunos materiales tardan siglos en descomponerse, otros se desintegran rápidamente pasando a formar parte de la nebulosa de los microplásticos, que, aunque invisible, representa una real amenaza para la vida, porque se está infiltrando en todos los estratos de la cadena alimentaria.

Más calidad para garantizar una mayor longevidad Fabricación con nuevas certificaciones ambientales y mejores condiciones laborales.

Compromiso ECOEMBES Colaboramos contribuyendo a la destrucción masiva y regulada de cartón, plástico y metales de todos nuestros productos. La "Isla de basura" del Pacífico, por ejemplo, que se calcula que ocupa ya un área mayor que Francia, está constituida en su mayoría de microplásticos, es muy importante no generar más.

Recogida de materiales defectuosos o desechos para controlar las buenas prácticas de reciclaje y degradación y darles una nueva vida.

nuevo-logo-ecoembes_0_0.png

También trabajamos activamente en el desarrollo de materiales menos nocivos para la fabricación de la electrónica de consumo.

Queremos ser amigables con el medio ambiente, disfrutar de la naturaleza, la biodiversidad y de playas y océanos limpios
Con pequeñas acciones y buenas decisiones en nuestro consumo diario, generaremos el cambio en beneficio del planeta y las futuras generaciones.